viernes, noviembre 13, 2009

Crecer

Cada brizna de hierba
tiene su propio ángel
que se asoma hacia ella y le susurra:
"Crece, crece".
El Talmud