jueves, mayo 26, 2011

Crealogar y Confluir. Del fluir al con-fluir por medio del Crealogar

Crealogar y Confluir. Del fluir al con-fluir por medio del Crealogar
Lic. Carlos A. Churba

Crealogar: Neologismo que hemos propuesto para dar cuenta del "crear sentido", del "crear con sentido", de la "creación por medio del diálogo", del diálogo fecundo entre dos o más personas.

Consideramos fundamental la relación que podemos establecer con nuestros semejantes, el crear vínculos, el propiciar los encuentros con otras personas.
Cuando estos encuentros se dan entre seres humanos abiertos que se permiten y permiten el fluir y la espontaneidad se produce algo maravilloso.
Se produce la sinergia, el enriquecimiento mutuo, se multiplican las posibilidades de cada uno de los interlocutores. En estas condiciones, casi todo, el intercambio se vuelve fecundo.

Por otra parte, desde hace ya muchos años hemos tenido la fuerte impresión primero y luego el firme convencimiento de la pobreza, la infertilidad, la estulticia de los debates, de las disputas ideológicas, conceptuales, teóricas. Muchas veces dichos espacios se convierten en competencias para demostrar, demostrarse quién tiene “la razón”, quién sabe más, quién derrota al otro.
Se trata del conocido diálogo de sordos. Es muy difícil en tales contextos tanto la generación de nuevas ideas como la posibilidad de arrojar luz sobre nuevos desarrollos conceptuales.

En virtud de lo expuesto se nos ocurrió acuñar un neologismo: “crealogar” para nombrar así a los diálogos fecundos y creadores que se pueden producir entre dos o más personas. Crealogar es entonces “crear hablando”, "crear sentido", "crear con sentido".

Los seres humanos somos seres de encuentro, la vida es una compleja trama de interrelaciones, la palabra es el medio, el puente que permite conectarnos mutuamente. El encuentro se trata de una relación interpersonal, de una intercreación, ser para ser en reciprocidad como dice Barylko, de un diálogo entre un Yo-Tú.

Acordamos con lo que expresa Mandrioni: "... Al hombre no se lo puede arrancar de las bases cósmicas como tampoco concebirlo fuera de la "diada" fundamental yo-tú, configuradora del "nosotros" en cuyo interior se despliega la actividad esencialmente humana".

El encuentro con el otro, con el prójimo, produce vínculos y por medio del lenguaje se entretejen los acontecimientos, las situaciones, las cosas, los ambientes y los proyectos.

El diálogo y la creación pueden ser pensadas como dos maneras que encuentra el ser humano para hacer frente a la soledad.

Cuando estamos con una actitud abierta, activa y receptiva según corresponda al curso del diálogo creativo, se produce el crealogar, que construye vínculos, ideas, propuestas.
El crealogar permite la aparición de un campo de resonancias, dónde cada persona puede sintonizar y vibrar con otras, dónde surge un lenguaje que puede ser poético, en el sentido de la palabra griega poiesis que significa creación.

El crealogar exige la atención recogida y simultanea de los crealogantes, lo que ayuda a generar posibilidades de oír mensajes sincrónicos, y gestar coincidencias y acuerdos.

Crealogar es un hablar entusiasmado, es cómo estar encantados, es vibrar, resonar con otros, es recoger las expresiones vertidas y responder inspirados con palabras profundas lo que permite que surja la luz, el ritmo, el verso, la idea, la ocurrencia, el chiste, la revelación, el darse cuenta o insigh, el invento, la innovación, la poesía o el canto.

Sabemos, los que trabajamos en el campo de la creatividad que la recepción activa, el vacío es necesario para la creación, lo que en el crealogar equivale al estar en silencio atentos (en el sentido de la attentio de los latinos: tender hacia algo) a lo que nuestro interlocutor exprese verbalmente, resonar con lo que nos apela, nos llama, nos invita a participar en una danza valiosa aportando nuestras ideas, sentimientos, sensaciones e imágenes.

Crealogar es una de las maneras de vivir de forma creativa, de poetizar los encuentros con nuestros semejantes, de aportar nuestra cuota de creación al universo mediante el diálogo creativo, mediante el lenguaje, mediante la palabra para que broten así las formas, los objetos, los textos; para expresar crealogando nuestros sueños, nuestros ideales, nuestras propuestas.


Confluir: del lat. confluĕre. Diccionario de la Real Academia Española:
1. intr. Dicho de dos o más ríos u otras corrientes de agua: juntarse.
2. intr. Dicho de dos o más caminos: juntarse.
3. intr. Dicho de mucha gente o de cosas que vienen de diversas partes: Concurrir en un sitio.
4. intr. Dicho de ideas, circunstancias, propósitos, etc.: Coincidir en un mismo fin.
Vamos a tomar la última de las acepciones del diccionario de la Real Academia Española:
“Dicho de ideas, circunstancias, propósitos, etc.: Coincidir en un mismo fin”
En nuestro caso nos interesa hacer una confluencia con los conceptos de Mihalyi Csikszentmihalyi quién en su libro Fluir (Flow): Una psicología de la felicidad, estudia los desarrollos de la psicología y la filosofía para tratar de explicar ¿qué es la felicidad?.
La traducción de la palabra Flow en nuestro idioma es Fluir o Flujo.
Este autor define el Fluir como un estado en el cual la persona se halla inmersa intensamente en la realización de una actividad para su propio placer y disfrute durante la cual el tiempo vuela y las acciones, pensamientos y movimientos se suceden unas a otras sin pausa. La persona se halla envuelta en la actividad, utiliza sus habilidades y destrezas llevándolas hasta el extremo.
Las notas distintivas para estar en el estado de fluir son: estar completamente concentrado en una actividad perdiendo la noción del tiempo y el experimentar una gran satisfacción.
El libro de Csikszentmihalyi arranca del supuesto de que todo el mundo tiene, alguna vez, una “experiencia óptima“. Ahora se trata de reconocer sus características; se trata de potenciar este sentimiento de fuerza, control sin esfuerzo, rendimiento máximo, superación del ego…, cuando el mismo tiempo parece desaparecer, y con él los conflictos emocionales. Se trata, en fin, de aprender a ser creativos y alcanzar una genuina calidad de vida. Ese el secreto de la felicidad.

Para terminar ofrecemos dos acrósticos sobre el crealogar y el confluir:
C rear con
R esponsabilidad.
E scuchar con
A tención a nuestros semejantes
L iberando la
O riginalidad con
G ratitud
A mor y
R espeto a la vida


C onfluir
O rganizando
N uestros
F ines
L údicamente
U niendo
I deas
R ealizables

Bibliografía
Churba, Carlos A. (2007)- La Creatividad. Un Enfoque Dinamizador de las Personas y las Organizaciones. Buenos Aires. Editorial Dunken. 7ta. Edición
Csikszentmihalyi, M. (1996)- Fluir (Flow). Una psicología de la felicidad. Kairós, Barcelona
-Csikszentmihalyi, M.(1998)- Aprender a fluir. Kairós, Barcelona
-Csikszentmihalyi, M.(1998)- Experiencia óptima. Estudios psicológicos del flujo en la conciencia. Desclee de Bouwrer, Bilbao