martes, septiembre 09, 2008

Existir

El hombre está sujeto al tiempo, podemos decir que es un ser temporal, pero existe en cuanto puede salir de sí mismo, cuando puede manifestarse en el mundo, obrar, es decir hacer obra.
Si preguntamos por la finalidad de dicho obrar podemos encontrar dos actitudes opuestas o dos modos de comportamiento en las personas. Están aquellos que hacen algo, por ejemplo una pintura, por el placer que les procura o para satisfacer una necesidad con dicho producto u obra. La otra actitud es de aquellos que pintan el cuadro para ser admirado.
Para conocernos en profundidad es conveniente preguntarnos ¿para qué hacemos lo que hacemos? Dos respuestas posibles: actuamos objetivamente o narcisísticamente.
En realidad casi todos nosotros no somos totalmente objetivos ni totalmente narcisistas, en nuestro comportamiento encontramos una combinación de ambas actitudes.
Para relacionar lo antedicho con la creatividad humana, vamos a hacer referencia a la definición de la creatividad con la que venimos operando: "crear es percibir, idear y expresar lo nuevo y valioso".
Para estar en presencia de la creatividad es necesario que nuestras ideas sean expresadas a través de algún soporte material, un lenguaje o a través de una disciplina como por ejemplo: la música, la literatura, la ciencia, la danza, el dibujo, la escultura. Significa que debemos sacar la presión que late en nuestro interior , ex-presar nuestras ideas generando una obra creadora.
Ex-sistir, salir de sí mismo, ex-presar, manifestar en el mundo objetivo nuestra interioridad y subjetividad haciendo real, realizar, en la realidad compartida nuestros deseos, sueños, motivaciones e interes.

Para terminar citaremos los versos de William Blake:

"Del agua estancada espera veneno"

"Quien desea y no actúa genera pestilencia"

"La eternidad está enamorada de las creaciones del tiempo"